Estonian Kringle de nutella y avellanas

21:49 La última miga 0 Comments


Tenemos las vacaciones a la vuelta de la esquina y con ellas las comilonas, las meriendas y los dulces navideños...

Por enseñaros algo diferente, hoy os hablo de esta receta típica del norte de Europa, muy rica y sencilla de preparar.

El Estonian Kringle es una masa trenzada rellena de canela y con una glasa exterior. Tiene la parte exterior más crujiente y por dentro recuerda a un brioche. Vamos, que está de vicio...

Como no podía ser de otra manera, el relleno de este dulce es la nutella. Ya sabéis que yo tengo un problema y me gusta comer nutella hasta con rosquilletas.

El dulce está buenísimo y se puede preparar para merendar en familia o desayunar con un buen tazón de chocolate caliente con nata.


Vamos a ello, que parece más complicado de lo que es...

Estonian Kringle de nutella y avellanas

Ingredientes:
30g de azúcar glas
120g de leche
30g de mantequilla
15g de levadura fresca de panadero
1 yema de huevo L
300g de harina de fuerza
Una pizca de sal
Nutella al gusto
150g de avellanas picadas

Elaboración:
Empezaremos diluyendo la levadura en la leche y mezclando con el azúcar glas y la mantequilla.
A continuación añadiremos la yema de huevo y cuando esté bien integrada, la harina con la pizca de sal.
Cuando la masa esté uniforme y lisa, dejamos en un bol y tapamos con film transparente.
Es importante dejar que doble su volumen, más o menos una hora.
Pasado el tiempo de reposo, estiramos la masa con un rodillo hasta hacer un rectángulo. Untamos bien con nutella y espolvoreamos todas las avellanas picadas.
Hacemos un rollo con la masa rellena y cortamos en dos, para ir trenzando.
Una vez lo tengamos todos trenzado, colocamos las puntas de manera que nos quede una forma de corona y en la bandeja de horno, forrada con papel vegetal, hornearemos unos 25 minutos.

Ideas y sugerencias:
· La receta es de Directo al Paladar.
· Para conseguir que el rollo nos cierre mejor, podemos mojar un poco antes de sellarlo y así no se abra durante el horneado.
· El relleno con nutella no necesita del dulce de la glasa. Pero en el original, con la canela le va fenomenal. Otro relleno curioso es el de nocilla blanca y pistachos, que también está muy rico.
· Podemos congelar una vez frío en porciones, ya que aguanta bastante bien.
· La levadura que he usado es la de los cubitos, la fresca. Si queremos usar levadura seca, tenemos que usar un tercio, es decir, 5 gramos. Para esta receta no nos vale la levadura Royal.


0 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.