Costillas de cerdo con jarabe de arce

13:30 La última miga 1 Comments


Comer con los dedos es un placer. Me encanta pringarme comiendo y después rechupetearme los dedos como si fuese una niña pequeña.

Supongo que no estoy sola en este asunto. Por lo menos sé de buena tinta que a quienes comen conmigo les encanta. Por eso, las costillas de cerdo son algo bastante frecuente en mi menú. Con salsa barbacoa, con ajo y perejil, con diferentes especias, con mostaza... Siempre son una opción barata y que te permite ponerte morado como si fueses un americano de los de las pelis que viven en un rancho.


La receta de hoy esta hecha con jarabe de arce, aunque se puede utilizar miel. Yo no puedo, ya que soy alérgica y soy joven para morir ahogada.

Por eso, un buen sustituto para mí, es el jarabe de arce, que también es natural y me gusta mucho.

Cuando vi en la Degustabox de este mes la botellita de Maple Joe, pensé en hacerla desaparecer con unas tortitas, pero la idea de las costillas me tentó mucho más. Sólo puse unas gotitas (un buen chorretón más bien) en un gofre.
Además este mes había muchas cosas dulces (Lacasitos, Donettes, Milka...) y he preferido comérmelas que preparar una receta dulce.

No me enrollo más. La receta es sencilla y el trabajo lo hace el horno. Mientras, tu puedes dedicarte a otros menesteres como hacerte la manicura, limpiar la casa, leer o mirar regalos de navidad, que aunque quedan dos meses ya están todas las tiendas llenas de renos, nieves y señores gordos con gorritos.



Costillas de cerdo con jarabe de arce

Ingredientes:
Un kilo y medio de costillas de cerdo
150g de jarabe de arce Maple Joe
2 cucharadas de salsa de soja
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de vinagre
Una pizca de sal gorda
Pimienta al gusto
Tomillo, romero y albahaca (una cucharada entre las tres especias)
Un ajo muy picado

Elaboración:
Mezclamos el sirope con el aceite, la soja, el vinagre y las especias.
Salpimentamos la carne y untamos bien con la mezcla líquida.
Dejamos en la nevera, mínimo una noche para que macere la mezcla y la carne coja el aroma.La parte más carnosa debe tocar la mezcla. La parte más huesuda, hacia arriba.
Horneamos a 150ºC con la parte de los huesos hacia arriba la primera hora. La segunda hora con la parte carnosa.
Si no queremos que se dore en exceso, podemos tapar con aluminio.

Ideas y sugerencias:
· Se puede utilizar miel en vez de jarabe de arce, en menor proporción. Yo no utilizo, ya que soy alérgica.
· Podemos acompañar la carne con unas patatas que podemos hornear a la vez. Las lavamos y las colocamos envueltas en papel de aluminio.
· La salsa se puede reducir en una cazuela tras el horneado y está para mojar pan.
· Las mazorcas de maíz también son una buena opción. En sartén o al horno y con un poco de mantequilla son una delicia.

Si queréis comprar vuestra primera Degustabox, podéis hacerlo utilizando el código 5WGP1 y os costará 9,99€ en vez de 14,99€, gastos de envío incluidos.



1 comentario:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.