Cookies

19:27 La última miga 0 Comments


¿A quién no le gusta desayunar leche con galletas? Creo que no conozco a nadie. Y si encima, son caseras, llevan chocolate y están crujientes... Es imposible resistirse.


Suelo hacer galletas con bastante frecuencia. El problema es que me duran menos de lo que me gustaría. Eso quiere decir que he probado bastantes recetas, modificando algunas, probando recetas de otras blogueras, y no acababa de encontrar lo que yo quería.


Crujiente por fuera, y blandita por dentro, bien cargada de chips de chocolate, grandota y que se hunda en el vaso de leche. La receta, es de Belén, de Cupcakes a Gogó y es absolutamente genial. Exactamente lo que quería de mi cookie perfecta. Por eso, comparto la receta, con mis pequeñas modificaciones, pero siguiendo fielmente sus pasos.


No dudéis en prepararlas, que os va a gustar mucho. Yo ahora que tengo lío de trabajo y estoy un poco pocha de la boca, que me han sacado las cuatro muelas del juicio, no puedo permitirme comerlas, pero en cuanto pueda morder, las volveré a hacer para comerlas con todo el gusto del mundo.

Cookies (para unas 40 galletas)

Ingredientes:
100g de azúcar blanco
200g de azúcar moreno
170g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos L
230g de harina
80g de copos de avena
200g de chocolate negro
Media cucharadita de postre de sal
Media cucharadita de postre de bicarbonato sódico
Vainilla en pasta al gusto

Elaboración:
Mezclamos la mantequilla con los azúcares hasta conseguir una mezcla homogénea y suave. Incorporamos los huevos y volvemos a mezclar. Cuando estén bien integrados, añadiremos la sal, el bicarbonato, la harina y la vainilla, todo de golpe. Por último, los copos de avena y el chocolate que habremos troceado previamente.
Dejaremos la masa tapada con film en la nevera, mínimo 1 hora. Después, hacer bolitas del tamaño de unos 30g, tamaño albóndiga pequeña y colocar sobre la bandeja forrada con papel de horno.
Hornearemos a 170ºC unos 12 minutos, hasta que se hagan planas y se doren.

Ideas y sugerencias:
· Se puede utilizar una tableta de chocolate troceada o picada finamente, o bien, chips de chocolate. A mí me gusta negro, pero mezclando con leche, blanco y negro, están de muerte.
· En la receta original, se utiliza un huevo y una yema, de tamaño XL, y también le añaden coco rallado. Como no utilizo huevos tan grandes y no me gusta el coco lo he adaptado, añadiendo más avena y utilizando dos huevos.
· El tiempo de enfriado en nevera es importante para poder hacer las bolas con más facilidad y no estar todo el rato dando lametones a los dedos para quitarnos la galleta.
· En el horno, las bolitas se aplanan solas y se expanden. Parecerá que se os están derritiendo, pero no, simplemente están cogiendo forma. Por eso, tampoco conviene poner las bolitas muy juntas.

0 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.