Mermelada de cebolla

21:07 La última miga 0 Comments


Admito que cuando una comida me suscita curiosidad, no paro hasta probarla.  Y que la comida entra por los ojos, es una verdad como un templo. Desde que vi esta mermelada de cebolla en esta maravillosa foto de Instagram, no he parado hasta poder probarla.


La foto, preciosa y maravillosa es de Gloria, que además de hacer unas fotos que quitan el sentido, tiene un blog genial. Y su cuenta de Instagram es un pecado absoluto. Muchos días yendo a trabajar voy mirando y siempre aparece alguna delicia que ha publicado.  La receta de la mermelada es de Garbancita que tiene otro blog increíble. Culpa de las dos haber llegado hasta aquí con la mermelada y querer hacer más para tener más botes guardados.

La cuestión es que mermeladas he probado muchas, y algunas bastante curiosas. De fruta, de verduras, compradas o hechas en casa. Pero la de cebolla no la había hecho y me lancé a por ello.


Es una delicia que merece la pena preparar en cantidades grandes para poder guardarla o regalarla en botes. Aunque os resulte extraño, si os gusta la cebolla caramelizada, esta mermelada le da mil vueltas y os gustará aún más.

El proceso es algo largo y laborioso, pero lo dicho, el resultado va a hacer que se nos olvide. La vais a poner en tostaditas, con queso y hasta dentro de una hamburguesa.

Mermelada de cebolla

Ingredientes:
2 kilos de cebollas
300g de azúcar moreno
2 cucharadas soperas de golden syrup (se puede utilizar miel en mayor cantidad)
100g de pasas
Aceite
Mantequilla
Vinagre de módena
Sal

Elaboración:
Picamos las cebollas en aros finos partidos a la mitad y pochamos a fuego muy suave con aceite y un par de nueces de mantequilla.
Añadimos también la sal y vamos removiendo mientras pochamos para que la cebolla no se pegue. Pasada media hora, la cebolla se habrá dorado y estará melosa. En ese momento añadimos un buen chorro de vinagre de módena y cuando reduzca añadiremos el azúcar moreno y el golden syrup o la miel.
Dejaremos cocer unos 20 minutos, añadiéndole un poco más de vinagre si queda muy seco. Una vez frío trituramos con la batidora.
Como la proporción de azúcar no es demasiado alta y no llega al 50% de la receta, conviene hacer envasarlos en tarros esterilizados y hacer el baño maría para que se conserven más tiempo.

Ideas y sugerencias:
· En la receta original, Garbancita utiliza pasas rubias y también miel. Como soy alérgica, he utilizado el golden syrup que por textura se le parece y he puesto menos, puesto que endulza bastante más. También se puede usar sirope de ágave, pero no espesa igual y quizá habría que añadirle agar agar.
· Con queso fresco, en tostadas, con tomate, carne o foie está muy buena. Es una mermelada diferente que le da un toque a todo.
· He utilizado mitad chalota, mitad cebolla blanca. Escoger una variedad de cebolla u otra hará que el sabor cambie.


0 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.