Tatin de berenjenas y carne

13:40 La última miga 0 Comments


Berenjenas, carne, hojaldre casero y un poquito de horno. Una tarta algo laboriosa pero de sabor delicado que hará las delicias de todos las que la prueben.

Quienes me conocen saben que con el tema verduras soy una asquerosa de mucho cuidado. Las texturas me matan. Pero cuando una cosa me gusta, me gusta de verdad y con las berenjenas tengo un idilio que va a durar muchos años.

Ya sean fritas, en trocitos, asadas, rellenas,a la parmesana, en Mutabal... Me gustan de todas las maneras por su sabor y textura.

Además son bajas en calorías y para quienes quieren mantener la línea son ideales. Y por si eso fuera poco, suelen tener un precio muy asequible.

En esta ocasión, las he incluido en una versión salada de una tarta tatin con un relleno de carne. La prepararon los hermanos Sergio y Javier Torres en su programa de cocina de TVE y desde que la vi, supe que tenía que hacerla.

Para esta receta, he preparado el hojaldre yo misma, aunque si no disponéis de tiempo o queréis ahorraros el esfuerzo, podéis comprarlo ya preparado.

La receta que he seguido es la de Webos Fritos y al igual que la de la masa quebrada es la que más me gusta.

Aunque es algo laborioso, el hojaldre casero le da mil millones de vueltas al comprado en sabor y en textura. Es amor a cada bocado y sabe muchísimo mejor.



Tatin de berenjena

Ingredientes:
Una lámina de hojaldre redonda
2 berenjenas
Una cebolla tierna
400g de carne picada de cerdo y ternera
1 diente de ajo picado
Medio vaso de vino tinto
100g de tomate frito o sofrito de tomate y cebolla
50g de mantequilla
1 cucharada sopera hermosa de azúcar moreno
1 chorrito de vinagre blanco

Elaboración:
Partimos las berenjenas en dos mitades, las salamos y las dejamos tapadas con un papel para que suelten el agua y pierdan amargor.
En una sartén, colocamos la carne para que vaya haciéndose y cuando esté sellada, añadimos el diente de ajo y la cebolla cortada en trocitos.
Cuando la carne esté algo hecha y la cebolla y el ajo hayan soltado el aroma, empezará a agarrarse. Ahí, añadimos el tomate y el vino y dejamos reducir. Reservamos.
En una sartén, fundimos la mantequilla y el azúcar junto al vinagre hasta hacer una especie de caramelo.
Si no tenéis una sartén que se pueda meter en el horno, como es mi caso, pasáis la mezcla de mantequilla y azúcar a un molde y listo.
Tras añadir la mezcla colocamos las berenjenas cortadas en pequeñas láminas con la forma que más nos guste. Aquí es importante que no haya huecos para que no se filtre nada.
Colocamos la carne encima de las berenjenas y por último el hojaldre.
La plancha de hojaldre debe ser algo más grande que el molde para poder plegarla y recoger toda la tarta bien. También debemos pincharla para que no suba.
Horneamos a 200ºC durante 20 minutos y servimos cuando esté caliente para que nos sea más sencillo. Colocamos un plato encima y le damos la vuelta y sale sin problema alguno.

Ideas y sugerencias:
· Como he dicho, si no tenéis una sartén que pueda introducirse en el horno, un molde de bizcochos nos vale. Yo he utilizado uno básico redondo sin aro, de los fijos. También valen los de cristal, tipo Pyrex, una cazuela de barro o un molde de silicona. A mi, el de bizcochos me ha ido perfecto porque pesa poco y así no la he liado dándole la vuelta.
· Junto a la carne podéis añadir otras verduras como puerro y zanahoria tal y como hacen los Torres en su versión.
· Es mejor comerla tibia y en el mismo día, aunque se puede calentar.
· Podemos sustituir el azúcar moreno por miel, pero como sabéis, mi alergia me lo impide.
· Lo más complejo de la tarta es colocar bien la base de las berenjenas para que después, ademas de bonita sea práctica y no se desmonte al darle la vuelta. También para que no se le salga el relleno.
· Colocaremos el hojaldre pinchado y haciendo presión con los dedos recogiendo la tarta.
· La receta original la podéis ver en la web de Torres en la Cocina.





0 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.