Chicken Korma

11:22 La última miga 0 Comments


La cocina india es algo relativamente nuevo en mi dieta y fue Román quien me introdujo en ese mundo de especias y colores. A día de hoy, me gusta en su versión menos picante y disfruto mucho de ella. Sea con carne, queso o legumbres.

Admito abiertamente que no es un tipo de cocina que domine ni mucho menos, ya me gustaría a mí, y que para disfrutarla vamos fuera. En Calpe hay un par de indios muy buenos y en Barcelona, obviamente que también. El mejor, Tandoor, sin dudarlo.

Pero he conseguido una receta india india india. Me la dió una mujer maravillosa y me explicó muchas cosas sobre las especias y las diferentes mezclas que hacen. Ella me dió su versión del Korma, pero esto es un poco como las croquetas, que cada uno tiene su receta.
De norte a sur de la India la comida es absolutamente diferente. Pero así, a grandes rasgos en el norte comen más picante y rojo (con más tomate y chile) y en el sur más amarillo y dulzón, con más coco. Y comen muchas legumbres, ya que hay mucha población vegetariana o vegana.


La receta de hoy lleva una base de especias sin chile y coco seco. Se puede utilizar con carne, como pollo o cordero, pero también con unas bolitas de patata, unos garbanzos o unas lentejas. Es muy versátil y como su sabor es dulzón combina muy bien con sabores más intensos.

A mí, la mezcla me la explicaron y la he hecho un casa siguiendo las indicaciones que me dieron. Vamos a ello. En ideas y sugerencias intento explicar mejor todo. Si aún seguís con dudas, podéis preguntarme por Instagram, Facebook o dejándome un comentario en este post.

La leche de coco que he utilizado, me llegó en la Degustabox de este mes. Y aunque ponía que era beber, la vi poco dulce y densa y preferí utilizarla para cocinar. ¡Junto a ella un montón de productos más de los que no queda nada!



Chicken Korma

Ingredientes:
400g de pollo troceado (pechugas o contramuslos)
1 cebolla
1 tomate pequeño
Dos cucharadas de pasta de ajo y jengibre (una para empezar la salsa y otra para el pollo)
Cúrcuma (4 cucharaditas aproximadamente)
Korma Masala
Cilantro en polvo 
Comino en polvo
Canela en polvo (La punta de una cuchara de cada una)
Coco deshidratado o rallado (Aproximadamente una cucharadita)
Media docena de cardamomos verdes
Sal
2 cucharadas soperas de yogur natural (sin edulcorar)
100ml de leche de coco (quizá algo más)
Aceite de girasol
Pistachos pelados

Elaboración:
Cortamos la cebolla en trozos y la pochamos en una cazuela con una cucharada de pasta de ajo y jengibre y un par de cucharadas de aceite de girasol. Cuando empiece a transparentar, añadimos el tomate cortados a trozos. Pasados unos 10 minutos, el tomate soltará toda su agua, y en ese momento, lo retiraremos del fuego, y colocaremos la mezcla en un bol o vaso y lo batiremos hasta conseguir una pasta homogénea.
Colocaremos todas nuestras especias junto a un chorrito de aceite en un bol para poder disponer de la mezcla rápidamente.
En otra sartén o cazuela, pochamos el pollo junto a otra cucharada de pasta de ajo y jengibre y cuando esté empezando a hacerse le agregamos una cucharadita de la mezcla de especias. Removemos bien y reservamos.Volvemos a la cazuela en la que habíamos hecho la mezcla de tomate y cebolla que ahora tenemos triturada. La colocamos a fuego fuerte y lo más rápido posible, añadimos todas las especias (las tenemos mezcladas en una especie de pasta), los cardamomos, el yogur y la leche de coco. Probamos y rectificamos de sal. Cuando haga chupchup, añadimos el pollo y lo dejamos un minutos más al fuego. Por último añadimos los pistachos picados y servimos. 

Ideas y sugerencias:
· Las proporciones de especias pueden variar al gusto. Yo he utilizado cuatro cucharaditas de cúrcuma. Entre el masala, el cilantro, el comino y la canela he llenado otra cucharadita con todos. Es decir, la punta de una cucharadita de cada uno, más o menos. Aunque se puede echar más.
· Se puede utilizar cualquier yogur que no tenga azúcar o edulcorantes. De tipo griego, desnatado, normal y corriente, pero sin azúcar ni edulcorantes. Natural como la vida misma.
· Podemos añadir pistachos, anacardos, cacahuetes o almendras. En realidad, cualquier fruto seco le va bien.
· Es más fácil mezclar todas las especias en un bol junto al aceite para agregarlas todas a una y ya mezcladas y tardar menos.
· No es necesario triturar los tomates y la cebolla, pero así la salsa queda más fina y suave.
· Se come acompañado de pan naan y arroz, aunque también con lentejas amarillas o garbanzos.
· La pasta de ajo y jengibre se compra hecha en establecimientos de comida asiática, pero se puede preparar triturando ajo y jengibre fresco y guardándolo en la nevera.
· La leche de coco es más sencilla de encontrar y ya es más fácil verla en los supermercados. Incluso la que es para beber, también nos sirve. Yo la he utilizado para la receta.

Si queréis comprar vuestra primera Degustabox por 9,99€ en vez de 14,99€ (gastos de envío incluidos) podéis utilizar el código EAC5F. 


0 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.