Quiche de bacon y queso emmental

19:27 La última miga 2 Comments


Hay gente que piensa que la quiche es una receta complicada de hacer y por eso, la compra.

Todo lo hecho en casa suele estar mejor que lo comprado. Así que, esta receta es tan fácil que merece la pena probarla, ¿no creéis?
La quiche es una tarta salada de origen francés. La base se elabora con masa quebrada y la mezcla interior con huevos, nata, leche y lo que quieras añadirle. Hay tantas recetas de quiche, como peces en el mar y todas igual de sencillas.

La que he hecho yo es sencilla y quizá la más conocida a base de bacon y queso emmental. Además, he utilizado leche evaporada en vez de nata y leche, puesto que me parece más ligera y el sabor no varía demasiado. Y para colmo, la masa quebrada es comprada, para tardar menos tiempo en hacer la receta.

Podéis añadirle alguna verdura, gambas o cambiar el bacon por jamón cocido, por ejemplo.


Lo único que tenéis que dedicarle es un poquito de tiempo para hornear la masa antes y mientras ir preparando los ingredientes que le queráis añadir. ¡Al lío!

Quiche de bacon y queso emmental

Ingredientes: 
1 lámina de masa quebrada
150g de bacon
100g de queso emmental rallado o cortado en cuadraditos
3 huevos
300ml de leche evaporada
Una pizca de sal
Una pizca de pimienta

Elaboración:
Estiramos la masa un poco antes de colocarla en el molde.
Engrasamos un molde con un poco de mantequilla y dejamos caer la lámina de masa. Con cuidado, vamos dándole la forma y retiramos el sobrante de arriba presionando con un rodillo.
Pinchamos la masa con un tenedor y le ponemos un papel de horno. Sobre el papel de horno, colocamos legumbres o similar para que así el peso, haga que la masa no se hinche durante el tiempo de horneado.
Horneamos 15 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo.
Mientras tenemos la masa en el horno, freímos el bacon y cortamos o rallamos el queso.
Batimos los huevos con una pizca de sal y otra de pimienta y mezclamos con la leche evaporada.
Cuando saquemos la masa del horno, colocamos en la base el bacon y el queso y vamos "regando" con la mezcla de huevos y leche hasta llenar la masa casi hasta arriba.
Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 30 o 35 minutos, aproximadamente.

Ideas y sugerencias:
· En esta receta, el molde utilizado es de 27cm. Podéis hacerla más grande o más pequeña, pero es posible que varíen las cantidades utilizadas o el grosor de la quiche.
· Si utilizamos queso rallado, podemos mezclarlo con la leche y los huevos. Si ponemos daditos, lo colocamos en la base junto al bacon.
· Podemos sustituir la leche evaporada por nata y leche. En esta receta serían 200ml de nata y 100ml de leche. Siempre el doble de nata que de leche.
· Es importante engrasar el molde para que podamos sacar la quiche sin que la masa se pegue.
· Con gambas, calabacín y queso de cabra tenemos una quiche completamente diferente y deliciosa. La cuestión es ir probando qué ingredientes nos gustan más.
· Podemos dar cremosidad, sustituyendo un poco de queso rallado por queso mascarpone.


2 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.