Galletas de mantequilla

13:30 La última miga 0 Comments


Hacer galletas es muy fácil y además es perfecto para hacer con niños o con gente que tiene poca mano con la cocina.

Además con un poquito de glasa, nos va a quedar perfectas para un amigo invisible o algún familiar que se nos resista un poco porque ya tiene de todo.

Siempre que puedo, regalo galletas. Es un detalle casero, fácil de preparar y que se conserva muy bien.

La receta es sencillísima y lo más dificil es estirar la masa y hornearla. La utilizo habitualmente para preparar galletas y tener guardadas en latas e ir comiendo cuando se me antoja. O bien para decorar con glasa.

Se pueden aprovechar los recortes de la masa una y otra vez, sin desperdiciar nada y además, la masa se estira con facilidad si está fría, pero también si no ha pasado por la nevera.

Las especias que utilicéis son las que más os gusten. Suelo mezclar la vainilla con el limón, porque me gusta mucho el toque. No es obligatorio hacerlas así, desde luego

Galletas de mantequilla

Ingredientes:
200g de mantequilla
200g de azúcar blanco
1 huevo
400g de harina tamizada
Un buen chorretón de vainilla en pasta
La ralladura de un limón

Elaboración:
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta formar una masa parecida a una crema granulosa.
Añadimos el huevo, la vainilla y la ralladura de limón y volvemos a mezclar.
La harina la vamos incorporando poco a poco hasta conseguir una masa firme.
Podemos acabar de mezclar con las manos para formar una bola con la masa, o dos si nos parece muy grande.
Guardamos en la nevera unos 30 minutos y a partir de ahí, podemos estirar. Colocamos la masa entre papeles de horno y estiramos con la ayuda de un rodillo. Cortamos con el cortapastas que nos guste y vamos colocando en la bandeja del horno.
Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 5 minutos o hasta que veamos que las esquinas se van tostando.

Ideas y sugerencias:
· Se pueden hacer galletas de chocolate, sustituyendo 50g de harina, por la misma cantidad de cacao en polvo sin azúcar.
· La masa que nos sobre al cortar las galletas, la volvemos a unir y a estirar de nuevo. Se pueden aprovechar todos los recortes.
· El tiempo de horno varia según el tamaño dela galleta. Cuanto más grande, más horno necesita, evidentemente.

0 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.