Brownie de chocolate

13:30 La última miga 5 Comments


Un desayuno perfecto, una merienda para ponerse fino o un buen postre. Da igual tomarlo solo, con helado, con nata montada, o para mojar en un vaso de leche bien fría. El brownie es una receta que gusta a todos, a mí la primera.

Es una de las recetas que menos tardo en hacer y más satisfacciones me da y aún no puedo creerme que no la tenga en el blog... Ni en este, ni en el anterior, que era solo de postres. Había hecho muchas versiones y este me parece tan sencillo que hasta hoy ni me había planteado que es algo fundamental en mi vida.

La clave para el brownie es el punto del horno para que quede jugoso por dentro. Pero cuando haces un par, lo tienes dominado.

Tengo amigas que no saben ni hacer una tortilla y el brownie lo hacen con los ojos cerrados. Hasta mi prima María, que es un desastre en la cocina, lo prepara y le queda estupendo.

Además, esta muy bueno y gusta a todos. En mi casa es un básico en Nochebuena y año tras año lo repito. Cuando tengo algún compromiso y no sé que llevar y no me apetece calentarme la cabeza, hago el brownie y listo.


Brownie de chocolate

Ingredientes:
200g de azúcar blanco
4 huevos
250g de mantequilla sin sal
200g de chocolate negro
120g de harina

Elaboración:
Forrar un molde rectangular con papel de horno colocando algo de mantequilla entre el molde y el papel para que el papel se adhiera al molde con facilidad.
Batir los huevos con el azúcar hasta conseguir una mezcla más blanquecina y algo espumosa.
Fundir en el microondas la mantequilla troceada con el chocolate. Es importante hacerlo con cuidado para que el chocolate no se queme.
Cuando tengamos la mezcla de chocolate y mantequilla la añadimos a los huevos batidos con el azúcar. En este punto es importante integrar la mezcla con movimientos enérgicos y lo más rápido posible para que no se nos cuajen los huevos al entrar en contacto con la mezcla caliente.
Añdir la harina en último lugar e integrar ligeramente hasta que no queden grumos blancos.
Hornear a 180ºC con calor arriba y abajo durante 20 minutos aproximadamente. Al pincharlo, el cuchillo debe mancharse un poco o quedar con alguna miga.

Ideas y sugerencias:
· Podemos utilizar un molde rectangular o cualquier bandeja de aluminio para hacer asado bien forrado. Lo importante es que el molde sea amplio para que el brownie quede aproximadamente de un par de dedos de grosor.
· El horno debe estar bien caliente. Un punto importante es ver que la superficie tiene una costra muy fina y que se deshace con facilidad.
· Se puede reducir la proporción de azúcar o cambiar el azúcar blanco por moreno.
· Para dar un punto diferente al brownie podemos añadir nueces, pistachos o los frutos secos que más nos gusten. Así como galletas o trocitos de chocolate.
· El chocolate debe ser negro, no con leche. El de cobertura o de postres va genial y es barato. Aunque cuánto mejor sea la calidad de chocolate, mejor será nuestro brownie.

5 comentarios:

  1. Qué pinta tiene Sheyla y parece sencillo, la verdad, uno que hago yo tiene más lio, así que me lo apunto. Un besico y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices fiestas a ti también! Si lo preparas, mandame una foto! Muaaa

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Buahhh! Este es uno de los pecados más grandes que se han inventado! Un abrazo, guapa!

    ResponderEliminar
  3. "La felicidad no depende de lo que tengas, sino de lo que piensas" .... Buda
    Buen año de todo corazón. Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.