Chök

20:36 La última miga 0 Comments



¿Alguna vez habéis pasado por la puerta de una pastelería y os han entrado ganas de entrar y arrasar con todo? Me pasa cada vez que paso por Chök.

La calle del Carme, en el Raval es una de las calles de paso hacia la Rambla y suele estar llena de gente paseando.

Cuando estás llegando a la Rambla, o saliendo, según en el sentido que vayas, pasas por delante de una cristalera llena de donuts y cronuts. Si miras dentro, es casi imposible no entrar a comprarte algo.

Además de tener los donuts expuestos como si fuesen joyas, tiene piruletas, macarons, nubes... Todo lo que os podáis imaginar con chocolate.


El único problema es que el espacio del que disponen para sentarte es mínimo y es dificil conseguir sentarte. Lo más sencillo es llevarte lo que sea y comértelo mientras das una vueltecilla por la Rambla.

Calle del Carme, 3
Abierto todos los días de 9 a 20.30

0 comentarios:

Gracias por dejar aquí tu miguita. Los blogs se nutren de los comentarios.